no está satisfecha

Nuestro Agua Dulce en Crimea

"SI SUEÑAS CON NUEVA YORK Y CON EUROPA TE QUEJAS DE NUESTRA GENTE Y DE SU ROPA ... SI VIAJAS TODOS LOS AÑOS A ITALIA SI LA CULTURA ES TAN RICA EN ALEMANIA POR QUE EL PROXIMO AÑO NO TE QUEDAS ALLA SI AQUI NO TIENES LOS MEDIOS QUE RECLAMAS... "...POR QUE NO SE VAN, NO SE VAN DEL PAIS POR QUE NO SE VAN , NO SE VAN DEL PAIS..."

Los Prisioneros

Publicado: 2016-07-29



Cuando escribo esta nota, la archi-mega sonada canción de los Prisioneros retumba en mi cabeza.

¿Por qué no se van del país?

Preguntan al ritmo de una guitarra que suena a indignación de un nacionalismo cansado de escuchar las frases que les recuerdan el sub desarrollo del cual desean emerger:

"Si sale elegido este presidente por Dios que me largo" o "País de mierda, porque no tenemos el desarrollo de Europa"

Pues estando por estos lares decidí examinar estas aseveraciones que han rebotado en mis oídos desde que tengo uso de razón y que a los Prisioneros en vez de lágrimas le sacaron una gran canción de protesta.

Pues bien, puedo partir por algún problema profundo de nuestra sociedad peruana como los temas de educación, salud, justicia y demás temas que nos mantienen heridos, pero el análisis comparativo nos lleva a consultar a especialistas en el tema, a estadistas, sociólogos, antropólogos, políticos y demás, si no, resultaría muy superficial hacer paralelos sobre los cuales tenemos una idea vaga, como el supuesto mejor sistema educativo, el gran desarrollo económico y las mejores condiciones de vida.

¿Entonces cómo hacer para demostrar que estas frases resultan perjudiciales para nuestra salud mental y poco nacionalistas y patriotas para el alma?

Decidí tomar esta parte de Rusia llamada Crimea (ni se les ocurra llamarlos Ucranianos, ya no lo son) donde nací y de la que tuve que partir a los 6 años pero a la cual he vuelto buscando el calor familiar y el amor de infancia.

Esta hermosa península del este de Europa, cuya costa está ubicada en el Mar Negro alberga la histórica ciudad de Sebastopol, es un puerto de gran importancia bélica e industrial, cuyos balnearios son considerados los más importantes de Europa debido a su posición estratégica en la búsqueda rusa de acceso al mediterráneo y el consecuente control político y económico de medio-oriente, no está demás comentar, que por este territorio pasan gaseoductos que suministran gran parte de Europa continental  (aquí entendemos el porqué Crimea es tan importante para Putin).

Para ser más específicos ahora me encuentro en Simfiropol, una linda ciudad, que de día arde a más de 35 grados y se acuesta con no menos de 20.

Decidí tomar nuestras "pequeñas cosas", las tan criticadas costumbres diarias, nuestros infortunios silvestres, demás mototaxis multicolores y recorrer el panorama con la mirada de una peruana nacionalizada nacida en el extranjero enamorada del Perú y tatuada de Marca Perú en las venas.

Camino por las calles tra la la la, el calor agobiante me dispuso a comprar agua helada, cruzo la pista y llega el primer infortunio, morir anónimamente atropellada, no hay ninguna señalización que diga que la bendita calle es de doble sentido, puteo, al igual que cuando cruzo cualquier calle limeña, me responden peor.

Recojo mi dignidad y prosigo mi camino, se me acerca un vendedor de relojes y lentes de imitación, están bonitos y baratos, como en Polvos Rosados, hasta IPhone robado tiene, wow. ¡Debo comprarlo, esta barato! ¡Pero no! ¡Ya no se compran celulares robados señorita! ¡No, no y no! Bueno, sigamos honestamente caminando..

¡Oh! El río, el bello río que cruza la ciudad. ¡Mira una ranita! ¡Mira una florcita! ¡Mira un condón, una botella de cerveza, un pañal, etcétera! ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Porque aquí mamacita los alcaldes, al igual que en Perú, roban casi todo, por eso el camión de basura no pasa a tiempo, no hay señalización, no hay programas de limpieza del municipio.

¿Te sorprende? ¿Acaso no hacen eso en todas partes del mundo?

Seguimos el recorrido, ¡qué lejos puede estar la bodega! En Lima todo está realmente al alcance de la mano.

¡Oh, mira una peluquería! Vamos a preguntar cuánto cuesta la manicure.. ¿Diez dólares? ¿Se volvieron locos? Abajo de mi casa me cuesta diez luquitas nomás, caramba que cara es la vida aquí, y hay un montón de gente que gana cien dólares al mes, muchísimo menos de nuestro sueldo mínimo y gente profesional..me deprimo, la pobreza existe en Europa también. Para los incrédulos, aquí también se sobrevive.

Prosigo, tengo sed, el sol quema y seguro que el agua me va a costar dos dólares o más, como ayer, me muero muerta, felizmente Putin les subió la pensión a mis abuelos y a muchos jubilados que votaron a favor del Sí a Rusia.

Mejor acelero el paso porque creo que me está siguiendo un chorizo, aquí también andan de moda, como los sicarios, las mafias, los asaltos a automóviles y demás joyitas de la modernidad. Aquí también las bandas organizadas azotan la bella ciudad.

¡Llegué!

Pretendo abrir la puerta, lo mismo intenta una bella y rubia señora con su bebé en brazos, le sostengo la puerta como es natural y muy toscamente me dice que ella puede sola. Me siento un poco mal, pero bueno, necesito agua.

Cuando comenté este hecho a mi tío me cuenta que por la falta de trabajo y oportunidades la gente sufre mucho y eso hace que no todos sean amables.

¡Hola! Alegro, y la dueña indiscutible del líquido elemento me observa sin ningún gesto en el rostro, en ese fugaz instante recuerdo a mi madre diciéndome al estilo mamá de Carlos Alcántara:

-Recuerda carajo que aquí no se dice hola si no conoces a la persona previamente, debes utilizar usted, mocosa atrevida (versión dicha en idioma materno por supuesto)

¡Cierto!

¡Tenga usted un buen día!

Igual no esboza ni un pedazo de sonrisa, no emite palabra. Me rindo.

¿Me da una botella de agua por favor?

Solo obtengo un: ochenta rublos. Seco, frío, contundente y sin posibilidad de devolverle un cariñoso gracias. Claro, si históricamente los ucranianos te han discriminado y muchas veces maltratado te vuelves desconfiado.

Ochenta entre sesenta, es como un dólar con treinta centavos. Eso quiere decir, más de cuatro soles. Extraño mi agüita Cielo. Esa que venía con Milechi de regalo y me costaba luquita china.

Llego a casa pero el tiempo no me alcanza para el agobio y la reflexión, mi hermana me recoge, nos vamos a la playa, de camino alguien nos insulta desde otro carro, no quería cedernos el paso, mi hermana maúlla que es porque tiene la placa de su auto Ucraniana, y pues, el nacionalismo es tal ahora en Crimea que el mismo gobierno les dice que ha retomado el recorrido la sangre azul por sus venas y que los Ucranianos tienen sangre de pueblo. Nada menos.

¿Dónde escuche antes ese floro de la sangre blanca y serrana? Puro floro para aprovechar un momento de supuesta alta estima para sentirte estúpidamente superior al resto.

Asu, qué tal tráfico, es que es día de semana, estamos en hora punta, siento que estoy en la Javier Prado, yo, que desesperadamente, quería olvidarla por unas semanas. La única diferencia es que esta avenida tiene nombre de historiador Ruso.

Llegamos, compramos choclo cocido, hace hambre, hay que llevar combate a la yapla y de todas, unas chelas.

Pasamos un día increíble, el mar es tranquilo como en Embajadores o Agua Dulce, donde mejor te apetece. Llega la tarde, la gente no se va, hay residuos en la "arena" (,- aquí casi todas las playas son de piedra), igual que en las playas de nuestro litoral, también hay niños jugando, perros husmeando entre la gente, algunos fuman, otros ya están entre Pisco y Nazca ¿cómo sería aquí? Entre Vodka y Yalta.La música danza a todo volumen, algunos chibolos lucen sus guitarras, un poco más lejos, una relajada pichanga.

Mi mente viaja a Agua Dulce en una tarde de febril febrero. Un recuerdo tan perfectamente cercano y lejano como ese.

¿Por qué no se van del país?

Reza el cuento.

Lo bueno y lo peor se encuentra en todos los rincones de la tierra, hoy por hoy, Europa no duerme tranquila con permanentes ataques terroristas, lo que antes fue pan nuestro de cada día.

Hay pestes, muertes y vidas que prosperan en todos los rincones que creías perfectamente felices y estables.

Hay vírgenes, putas, creyentes, ateos, comida horrible, comida casera, costumbres extrañas, imágenes de las que valen la pena, hay odios, racismo (los tártaros son una raza que no se considera "buena") amor, fe, esperanza, malas personas y gente de primera.

.De todo señores, así que disfrute su patria y toque madera, porque el día que ya no pueda disfrutar de ella, recordará con pesar porque no la lucho por quedarse y progresar en ella. Qué en todas partes del mundo la gente ama su país y lo venera, tal como está y poco a poco busca y prospera.

Así que nada de irse, mientras no sea insostenible como en la agobiada Venezuela, hay que quedarse y no permitir que los que tienen el poder arruinen lo que es nuestro, nuestra vida entera.


Escrito por

Masha Chávarri

Actriz, Coach y Facilitador


Publicado en

Mashazeta

De la vida y de otras cosas..